Paseo literario por el Museo del Ferrocarril

A

partir de la década de 1840, y aunque el ferrocarril no se instauró en España hasta el año 1848, el tren se convirtió en asunto literario. Las primeras manifestaciones de este nuevo interés aparecieron en forma de artículos informativos, o en formato epistolar. Estos textos respondían a las corrientes literarias del momento, el costumbrismo, realismo y naturalismo, por ello constituyen testimonios de época y nos acercan al impacto que los ferrocarriles produjeron a nivel social y económico.

Marcel Proust, para quien la guía de ferrocarriles era la más embriagante novela de amor, escribió que “El único viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos.”[1]

Con esos nuevos ojos muchos literatos nos ofrecieron en sus obras una mirada detallada sobre los trenes, sobre las estaciones, sobre los ferroviarios y su mundo, y sobre los detalles del viaje.

Nuestra propuesta consiste en realizar un paseo literario por la colección del Museo del Ferrocarril de Madrid. De la mano de los fragmentos de nueve autores españoles, nos dejaremos llevar por su descripción de algún detalle ferroviario y mostraremos a nuestros viajeros y acompañantes una pieza de nuestra colección que evocará, sin duda, lo que esos autores descubrieron y plasmaron en algunas de las obras más significativas de la literatura ferroviaria de nuestro país. Para seleccionar estos fragmentos hemos trabajado con la tesis doctoral, y posterior publicación, de Juan Carlos Ponce, Literatura y ferrocarril en España. En un viaje circular conoceremos a algunos de los autores que han escrito sobre el tren, algún fragmento literario y algunas piezas que forman parte de nuestro universo ferroviario.


[1] Saval, Lorenzo (2016): “Trenes, arte y literatura” Revista Litoral, nº 262, p. 7. Málaga