Museo del Ferrocarril de Madrid

Exposición: TRENviARTE

  • Exposición: TRENviARTE. Esculturas de Miguel Ángel Sánchez

 

E

l Museo del Ferrocarril de Madrid acoge en la Sala de Exposiciones “Coche 3000”, esta exposición de doce esculturas que muestran las posibilidades que ofrece el llamado “ready‐made”, “objet trouvé” o arte encontrado que descubre el poder de la transformación y la metamorfosis en su máxima expresión. El impulso lúdico del autor facilita el encuentro de piezas y formas que dan sentido a la escultura final, consiguiendo valores visuales inéditos que carecían en origen.

El ensamblaje o "assemblage” de elementos utilizados en la industria ferroviaria, como estrategia fundamental del proceso creativo, da como resultado distintas formas y estilos, desde el más figurativo hasta el más abstracto.

La escultura se utiliza como un instrumento para reproducir los sueños e imágenes del subconsciente en el que cada hierro está vivo, y mediante un audaz proceso de metamorfosis intelectual en la mente del autor, se convierten en verdaderas obras de arte. Un juego de niños practicado por un adulto atraído por el poder seductor de la imaginación y que hace que simple chatarra ferroviaria adquiera vida.

Esa es la energía creativa que preside la exposición, en la que se puede percibir la superposición de los dos instantes de la transformación y en la que se reconoce la pieza ferroviaria en origen y la obra de arte final.



Miguel Ángel Sanchez (Soria, 1962)

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Soria. Con 16 años obtuvo un accésit nacional de pintura otorgado por Cruz Roja Española, pero pronto mostró predilección por la escultura obteniendo con 17 años un segundo premio nacional en el certamen organizado por Tabacalera Española.

Se licenció en Derecho y cursó estudios de doctorado en Sociología, pero sus aspiraciones viajeras le llevaron a integrarse en el mundo del turismo, trabajando como director, profesor y presidente del Consejo Rector de la Escuela Superior de Turismo Alfonso X; lo que le permitió un contacto directo y permanente con la universidad y la cultura, a la vez que una intensa actividad viajera por todo el planeta que le llevó conocer los principales museos y centros de arte mundiales, y que le ayudaron a configurar su formación artística.

Obras suyas pueden contemplarse con carácter permanente en pueblos y lugares privilegiados de toda la geografía soriana y museos nacionales. Entre los últimos trabajos, destacan el monumento memorial a los ferroviarios y ferroviarias represaliados, instalado en la fachada principal de la estación de Madrid‐Atocha; o el "Templario", homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer, ubicado en el jardín de entrada a los Claustros de San Juan de Duero de Soria; ambos colocados en noviembre de 2018.
 

Exposiciones destacadas