Museo del Ferrocarril de Madrid

Modelo de locomotora eléctrica 7201


01/01/2019

Modelo de locomotora eléctrica 7201

Año: ca.1942

Fabricantes: Brown&Boveri y Babcock&Wilcox

Escala 1:10.

Medidas: 43x272x50 cm

Pieza IG: 00369


Este impresionante modelo con casi tres metros de longitud, expuesto en el andén de llegadas del Museo del Ferrocarril, fue realizado artesanalmente en escala 1:10 para representar a la locomotora eléctrica 7201.

La locomotora original formó parte de las legendarias locomotoras eléctricas que la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España adjudicó en 1927 a la Sociedad Española de Electricidad Brown Boveri y a Babcock & Wilcox, que se encargaron de la parte eléctrica y mecánica respectivamente. Fueron incluidas en la serie de las siete miles y por su tensión de 1.500 voltios, formarían la subserie 7201 a 7212. Las doce unidades se empezaron a recibir a finales de 1928 y se les asignó el depósito de Irún, reemplazando a las locomotoras de vapor de los trenes más importantes. Se enviaron a las líneas electrificadas del País Vasco, principalmente para circular en el tramo Alsasua-Irún donde se concentraba una gran cantidad de tráfico de mercancías y de viajeros, aunque posteriormente realizaron servicios desde Miranda de Ebro a Bilbao. Estas máquinas traccionaron trenes como el "Costa Vasca", el "Surexpreso" o el "Iberia Expreso".

Con una longitud entre los topes de 24.000 mm y una caja de 22.800 mm, estas enormes locomotoras tenían una potencia continua de 2.760 CV y unihoraria de 3240 CV. Fueron denominadas “locomotoras de velocidad” por ser unas de las locomotoras eléctricas más potentes de Europa, con una velocidad máxima de 110 km/h, pudiendo circular a 75 km/h con trenes de 400 toneladas en rampas de once milésimas.

Según se observa en este modelo, estaban provistas de caja articulada sobre cuatro bogies. Los dos centrales con tres ejes motores cada uno y los dos extremos portadores, bajo sendos imponentes capots que facilitaban la inscripción en curva y mejoraban la estabilidad en velocidades elevadas. Su rodaje responde a la clasificación 2Co´Co´2, por lo que recibieron el apelativo de “cocodrilos” como otras locomotoras europeas similares.

La aparición de las locomotoras bitensión –aptas para corrientes continuas de 1.500 o 3.000 voltios- y el traslado hacia el norte de las series 7400 y 7500, fue desplazando progresivamente a las 7200 de muchos servicios, dándose de baja las últimas 7200 el 30 de julio de 1976. Llegaron a recibir la numeración UIC en RENFE como serie 272-001 a 012.

La pieza de modelismo de la locomotora 7201 sorprende por su imponente tamaño y el nivel de detalle en algunos de sus elementos. Está realizada principalmente en chapa metálica, aunque pequeñas piezas, como los aisladores o los capots, son de madera. Su pintura verde responde al color unificado de la mayoría de las locomotoras eléctricas que pasaron a RENFE a partir de 1941, ya que su librea original en la Compañía del Norte fue azul oscuro con estrecha banda roja. Mantiene, sin embargo, la rotulación y placas de numeración propia de Norte, así como sus topes redondeados.

Se desconoce la fecha de fabricación del modelo, pero a través de documentación gráfica y hemerográfica sabemos que su cuidada factura es obra de la casa Brown&Boveri en España. Fue expuesta en octubre de 1942 en la II Feria Nacional de Muestras de Zaragoza y en la exposición del Centenario del Ferrocarril en España celebrada en Barcelona en 1948. Unos meses después participó en la Primera Exposición de Trenes en Miniatura, inaugurada el 7 de mayo de 1949 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1967 pasó a formar parte de la colección del primitivo Museo del Ferrocarril de la calle San Cosme y San Damián de Madrid, desde donde en 1984 se trasladó al actual Museo del Ferrocarril de Madrid en Delicias.